Información de interés – Aceite de Argán


El Argán

El argán es un árbol espinoso, de ahí procede su nombre (argania spinosa). Casi su totalidad se encuentra en el bosque de arganes de Marruecos (reserva de la biosfera arganeraie), es un árbol oleaginoso desconocido en el resto del planeta.

De él se extrae un aceite utilizado desde hace siglos por las poblaciones rurales del bosque de arganes. En la actualidad el aceite de argán es muy valorado en cosmética por sus infinitas cualidades y usos.

Es un árbol muy resistente a largas épocas de sequía, un auténtico superviviente de la Era terciaria, última muralla contra la desertificación de su árida área geográfica y una verdadera providencia para las poblaciones rurales con las que comparten hábitat.

Es un árbol salvaje, crece totalmente a merced de los caprichos de la naturaleza y es capaz de vivir de 150 a 200 años.

Arbol de Argán

Aceite de argán

El aceite de argán es un aceite procedente sobre todo de Marruecos que se elabora a partir del fruto del árbol de argán: una especie de almendra grande que se deja secar al sol para extraerle, a continuación, el hueso, pues es en éste donde se esconden las semillas.

Dentro de la almendra se encuentran sus semillas, que varían entre una y tres, de las cuales se extrae el aceite de argán.

El nombre científico del árbol de argán es Argania spinosa y según estudios arqueológicos, se cree que los usos del aceite de argán se remontan hasta hace cientos de años.

Incluso antes de que los hombres modernos descubrieran la utilidad del aceite derivado del árbol de argán, una antigua tribu marroquí llamada bereberes ya estaba al tanto de sus beneficios.

El aceite de argán contiene importantes vitaminas, minerales, ácidos grasos y antioxidantes que le proporcionan importantes beneficios a la piel como, por ejemplo, la prevención del envejecimiento prematuro, disminución de los signos de la edad o hidratación, entre otros.

Si bien es cierto que al aceite de argán se le pueden dar muchos más usos como por ejemplo en tratamientos para la piel, en este artículo nos vamos a centrar en sus innumerables beneficios y propiedades para el cabello.
Otra forma de dar un buen uso al aceite de argán, sobre todo en pieles secas, es depositar unas gotitas sobre la crema o el cremigel que uses a diario en tu rutina facial.

Proceso de elaboración

El aceite de argán debe de ser extraído bajo las siguientes especificaciones fijadas por la reglamentación para obtener la certificación de aceite virgen puro.

  • Extracción por procedimientos exclusivamente mecánicos, sin disolventes ni agentes químicos.
  • Clarificación por medios físicos.
  • Ningún tratamiento de refinado físico o químico.

La clarificación de los aceites vírgenes se hace por decantación y luego por una filtración doble.

¿De qué está compuesto el aceite de argán?

El Aceite de Argán además de una elevada cantidad de vitamina E, contiene un 80% de ácidos grasos esenciales: siendo 45% ácido oleico y 35% linoleico.

¿El aceite de argán es apto para todos los tipos de piel?

Si, el aceite de argán está dermatológicamente testado y es apto para todos los tipos de piel.

¿Es el aceite de argán bueno para el acné?

Sí, por supuesto. Este es un remedio natural para poner fin a este problema de la piel. Los beneficios de aceite de argán son muchos y uno de ellos es el tratamiento de enfermedades de la piel como el acné.

¿En qué partes del cuerpo puedo aplicar aceite de argán?

Cutis, cabello, uñas y toda la piel del cuerpo, evitando heridas y mucosas.

¿Qué beneficios reporta el uso frecuente de aceite de argán?

Reduce las líneas de expresión y las arrugas hasta hacerlas casi desaparecer, gracias a su capacidad de regeneración celular.

Fortalece el cabello aportándole un brillo y sedosidad inigualable. Una piel corporal tersa y elástica. Uñas llenas de vida, flexibles y resistentes.

Vea nuestros artículos, beneficios del Aceite de Argán:

¿Cómo debo aplicar el aceite de argán?

Para rejuvenecer y cuidar de su cutis, manos, pies, aplique una pequeña cantidad de aceite de argán todas las noches y masajee en forma circular hasta que penetre totalmente.

¿Cuánto se tarda en notar los resultados?

Si el aceite de argán es puro y de primera calidad, los efectos beneficiosos son casi inmediatos, una vez aplicado en la piel ya sentimos como calma las pieles secas y ásperas; incluso las pieles grasas al tener la capacidad de regular la secreción sebácea.

Unas horas después de la primera aplicación, ya se empiezan a notar claramente sus efectos en la belleza (aspecto saludable, tersura, elasticidad en la piel, fuerza y brillo natural en cabello y uñas).

¿El aceite de argán engrasa la piel?

Lo que diferencia al aceite de argán de los demás aceites es su capacidad para ser absorbido sin engrasar, ya que una de sus propiedades es ser regulador de la secreción sebácea, por tanto, puede ser aplicado a diario.

¿El aceite de argán es ecológico?

El aceite de argán que ha sido sometido a un control a su exportación desde Marruecos y a un control a la importación en España (UE) debe obligatoriamente proceder de la agricultura ecológica.

¿Puedo utilizar el aceite de argán para el cuidado de la barba?

Olvídate de la caspa en la barba y las descamaciones, el aceite de argán es un producto recomendado para cuidar la barba.

¿Puedo utilizar el aceite de argán después del afeitado?

La aplicación de aceite de argán después del afeitado, deja una piel mucho más elástica, calma la irritación y lo más importante es que neutraliza los radicales libres que causan los signos del envejecimiento.

¿Puedo utilizar el aceite de argán después de depilarme?

El aceite de argán también es indicado para después de la depilación. Refresca y calma las zonas irritadas de la epidermis. Suaviza, hidrata y nutre la piel en profundidad para evitar las posibles rojeces. Regenera y protege la piel más sensible tras la depilación. Elimina los restos de cera y ayuda a recuperar el buen estado de la piel. Aplicado con suaves masajes activa la circulación sanguínea proporcionando un efecto relajante.

Cómo identificar el aceite de argán puro

  1. El olor
  •  Un aceite de argán cosmético puro tiene un olor muy suave parecido al sésamo que desaparece después de unos minutos en la piel. No adquieras aceites perfumados, ya que este tipo de componentes contienen esencias que pueden llegar a degradarlo.
  • Aceites con olor a rancio: Indican que son de baja calidad, no aconsejados para su uso.
  • El aceite desodorizado puede asociarse con aceites de  calidad dudosa, porque al no tener aroma es difícil saber si las semillas han sido seleccionadas o se han empleado semillas que no han seguido un control de calidad. También puede ser una mezcla de aceites ya que al carecer de cualquier olor no puede precisarse el origen. Por lo tanto es recomendable asegurarse de su procedencia.
  1. La textura
  • – El verdadero aceite de argán se absorbe muy rápido. Debe ser suave y sedoso, desapareciendo en la piel al instante. No debe sentirse viscoso, pegajoso o acuoso. No debe picar, incluso en condiciones incomodas de la piel, el aceite de Argán debe tener un efecto calmante. El aceite se absorbe rápidamente pero es cómo si te hubieses aplicado un serum facial de lujo.
  1. El color
    • El aceite de argán puro cosmético tiene un color parecido al de la miel: dorado suave y traslucido.

     Otro punto importante: Certificados de Garantía

    Ecocert es una organización supervisada por la Administración Pública Francesa que se ocupa de controlar y certificar las buenas prácticas industriales en todo el mundo.

    Sus normas son sumamente estrictas y apuntan a validar el cuidado del medio ambiente y los procesos de fabricación de productos, que luego después de un arduo proceso de investigación, certificará como ecológicos con la correspondiente documentación.

    Los requisitos para los cosméticos orgánicos, según normas ECOCERT ®

    • Un mínimo de 95% ingredientes de origen vegetal y natural.
    • Un mínimo de 10% de ingredientes orgánicos del total.
    • Un máximo de un 5% de ingredientes sintéticos que no estén incluidos en la lista negativa.

    USDA Organic, Para que los productos orgánicos en envase lleven el sello verde y blanco de “USDA Organic”, tienen que haber sido certificados por uno de los 50 agentes acreditados por el USDA —en inglés— (Departamento de Agricultura de EE. UU.) y contener al menos:

    • un 95 % de ingredientes producidos orgánicamente (sin contar el agua y la sal). Los productos elaborados con al menos un 70 % de ingredientes orgánicos pueden utilizar la designación “made with organic ingredients” (elaborado con ingredientes orgánicos), pero no pueden llevar el sello verde y blanco del USDA. Puede que algunos tengan etiquetas con otras combinaciones de colores.